bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Alexis López Vidal

Crea personajes que no caducarán, con historias eternas mil veces referidas. Pero no, no me malinterpretéis, no es que te parezca que son cuentos que ya han relatado otros, no. Se trata de plasmar temas como los celos, el deseo, el miedo, el hastío, la avaricia, el amor… temas que acompañan al ser humano a lo largo de su vida; temas como he dicho presentes mil veces en mil cuentos antes. Pero Alexis López Vidal envuelve estos temas de una forma sutil, elegante, inteligente. Creo que ésta es la palabra clave que destilan sus relatos, inteligencia. No hay exabruptos, no hay trucos, no hay prisas. Las historias se desarrollan y caen por su peso, unas con un final inesperado; otras con un devenir previsible pero no por ello exento de ingenio.
Víctor J. AndrésNovelista, autor de El Godo y Vikingos en Al-Ándalus

Bubok


«Anna Fedorova había nacido menos de treinta años antes, lejos del ornato de San Petersburgo y muy cerca del mugido del ganado ruso. Sin embargo, era difícil resistirse a ese encanto de club de carretera, a aquella estampa arrancada en su conjunto de la pantalla de un cine de barrio setentero. Inocencio contempló extasiado la generosa silueta atrapada en un vaquero de pitillo; el busto amenazando la hombría más chulesca, coronado de un símil de leopardo; el cabello blondo, dorado a conciencia de enmascarar la raíz oscura; los grandes ojos verdes, realzados por el abuso del rímel, que le estrangularon el seso cuando se despojó de las gafas negras.
- ¿Qué va a ser? – le preguntó él, satisfecho como pocas veces en su vida de aquella profesión de servidumbre, que le permitía dirigirse, casi sin miedo, a aquella amazona de las estepas.»

Web oficial: BarMatrioshka.com