bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Diego Cortecero García

La intransigencia Habsburgo pocas veces aceptaba vías diplomáticas a sus problemas, y los reyes recurrían con una velocidad primitiva a los Tercios de Flandes para imponer la fuerza. Este primer número de Una pica en Flandes va dedicado a los capitanes de Flandes, cabezas de esa mítica unidad solo comparable a las legiones romanas y las falanges macedonias, en lo que respecta a superioridad sobre sus rivales.