bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

LUIS GONZÁLEZ SORIANO

Nací en Asturias (España), marcado por el tonificante Cantábrico, el color verde de la vegetación abundante, y la lluvia fina y suave que allí llamamos orbayu.
He dedicado mi vida a la enseñanza y a la difusión editorial con la intensidad del Mar Cantábrico y al mismo tiempo con la reflexión propiciada por los días lluviosos, y la serenidad de los valles verdes.
Un hecho marcó mi vida para siempre a los 18 años de edad: una cita, a la que inicialmente no tenía ningún interés en acudir, finalmente cambió el rumbo de mi trayectoria vital. Me encontré con una espiritualidad insospechada para mí, a pesar de que siempre fue una materia que me interesó.
Con el horizonte que dan los sesenta años me interesa el mundo religioso aunque cada vez menos las organizaciones religiosas formales. Precisamente porque con su formalismo los ciudadanos de este siglo no se identifican con espiritualidades sin vida y, a veces, sin libertad. Sin embargo, la religiosidad es inevitable puesto que la necesidad de trascendencia se hace patente en el ser humano de todos los tiempos. Hoy también.
Creo que el mundo actual es una radiografía perfecta de cómo han fracasado dos ideales a los que dediqué mi vida: la educación y la espiritualidad. Pero no pierdo la esperanza porque como dijo Karl Rahner: ?El siglo XXI será espiritual o no será[Considero el concepto de ?espiritual? muy superior al de ?religioso?: hay personas muy religiosas y sin embargo poco espirituales, y otras poco religiosas ?incluso agnósticas o ateas?, que son muy espirituales]
Poner modestos granitos de arena para solucionar éstas dos graves enfermedades del siglo XXI, es a lo que aspiro en mi vida.