bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Juan José Arroyo Gago

Nació en El Perdigón (Zamora).De pequeño, quiso ser baloncestista, director de cine y periodista. Sólo llegó a lo último, con "p" minúscula, pero colegiado en el Registro Oficial de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España con el número 13.131, hasta su jubilación.Comenzó a ejercer en periódicos locales y en una emisora de radio, siendo también corresponsal de medios nacionales de comunicación, hasta que en el año 1984 fue transferido a la Junta de Castilla y León, ejerciendo como encargado de prensa, en las Delegaciones Territoriales de Zamora y Salamanca.Tiene en su haber una veintena de premios literarios y periodísticos de carácter provincial, nacional y regional; siendo el más importante el primer premio de Narrativa Breve del II Certamen Literario "Las Tres Carabelas", concedido por el Sindicato Nacional de Escritores Españoles.Ha publicado cinco libros: "Diccionario del Deporte Zamorano"; "Guía Deportiva de Zamora", por encargo de la Delegación Provincial de Educación Física y Deportes; "Carta de Fernando Colón desde su póstuma existencia"; y "Mis personajes zamoranos favoritos", en los que están incluidos directores de orquesta, escultores, pintores, magistrados, jueces, poetas, etcétera. Todos ellos de fama mundial o nacional. Y el último de los textos editados es "Un siglo y pico de cine en Zamora", patrocinado -para su desgracia- por el Ayuntamiento de la ciudad, del que el lector tiene a su disposición la versión no censurada.Pepe (como le gusta ser llamado) fue también fundador y primer director de la revista "Barandales", de la Junta Pro-Semana Santa hasta su segundo número, siendo cesado por nepotismo del presidente de esa Junta.Igualmente ha dirigido revistas de Ferias y Fiestas de Zamora, de la Agrupación Montañera, etc, etc.Siempre se define como un hombre de las mujeres que amó, de las ciudades que visitó y de los libros que leyó.Por lo demás, es un caballero de honor, que no de honores.