bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

ANTONIO DÍAZ FERNÁNDEZ-MONTES

Este manojo, conjunto o colección de poemas es un ejercicio de libertad y comunicación. Ejercicio que sustenta el libro que tienes entre tus manos, amigo lector, y procura mostrarte una realidad, una situación, un texto y el contexto de las relaciones que se establecen en una sociedad posmoderna. Conceptos y normas disciplinarias instituidas y resueltas por un viejo e inventado –con supuesto origen metafísico- consenso universal de un determinado tipo de ‘conoci-miento’, que intenta ocultarnos nuestra verdadera naturaleza, nuestra múltiple esencia, nuestro propio saber, el más cercano, nuestro entendimiento pleno, nuestro ritmo de sujeto conocedor y hacedor, y consigue de-mostrar-nos, de-construir-nos, obscurecer y matizar sospechosamente al ser, y aclarar con-fundiendo al ser, simplificando la realidad mediante la reducción y manipulación del concepto (somos y vemos aquello que llegamos a pensar y sólo lo nombrado permitido, sólo eso, y nos acostumbramos a vernos así, a sernos como si siempre hubiéramos sido eso, y para siempre). Eso, aquello con cierta determinación cosificada, lo nombrado.

Dado el carácter rácano y tornadiza y asiduamente pétreo de nuestro órgano social, producto de cierta manipulación difusa de rasgos líquidos en estructura compacta, acordemos que no hay otro ‘re-medio’ para ser siendo por decisión propia que el ‘re-medo’, el ‘re-inicio’ o el suicidio de lo sido, o permanecer en la neutra mediocridad, la del eso. Adoptemos una posible perspectiva crítica, porque ¿no es ‘aquello’, ‘eso’, ‘lo cosificado’, ‘lo nombrado’ acaso sino una consecuencia, un producto de cierta ‘infra-estructura’ con-sentida, de cierta vieja ‘plata-forma’ erecta y prolífica que posibilita la expropiación del individuo, su integración definitiva en el todo (lo disuelve, lo aleja de sus posibilidades de ser elección y decisión propias), lo neutro añoso donde cabe todo o donde todo sabe igual-mente diluida? Tú y yo, tuyo o mío siendo un nuestro o un vuestro impersonalizados, atribuidos, colectivizados desde el inicio en el nosotros los que somos alguno, lo neutro por nosotros mismos, dúctil metal somos forjándosenos, siéndosenos. Pasividad activista del iluso que sueña, conformismo progresista del tenedor, el que sos-tiene al ser con el tener, control difuminando al ser, arrastrando al ser, soporte de las vanidades en el fluir de la infame historia de las ordenadas colectividades y de su reordenación socio-genética, la misma, siempre ha sido la misma re-or-de-nación. La misma suma que expulsó de la página al individuo, a su singularidad.

Sólo, amigo lector, puede actuar alguien con propiedad, derecho, libertad y responsabilidad si se conoce a sí mismo, y actúa por decisión propia. Solo, individuo libre que forma parte de un todo libre-mente y no es sólo una parte determinada por lo colectivo no inferido. Hay que desprenderse de las cadenas (incluyo las culturales que nos determinan y nos in-forman o nos de-forman).