bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Nikolay

Este libro explica con precisión por qué no es posible enseñar un idioma extranjero a nadie. La buena noticia es que también explica por qué todo el mundo puede aprender cualquier idioma extranjero, uno o tantos como quiera, ya que el único secreto está en que puede, y debe, usted aprenderlo por sí mismo. Usted se lo va a ir enseñando a sí mismo. Sí, como lo oye. Olvídese de manido mito: "yo no valgo para aprender idiomas, no es lo mío; no se me da bien". ¿Usted habla bien su idioma natal? ¿Lo entiende también a la perfección? ¿Conoce a algún nativo que no haya conseguido hablar el idioma de sus padres? Por lo tanto, si hemos aprendido uno, de la misma manera podemos aprender un segundo, un tercero y tantos como queramos. Nunca nadie, bajo ninguna circunstancia, puede hacer que usted lo aprenda -aunque la ayuda competente de otra persona no resulta excluible- si usted no lo hace por sí mismo. La comprensión de esta verdad angular es de lo que trata este novedoso y sincero libro. Esta es la clave para alcanzar el éxito en el aprendizaje de un idioma extranjero, o de varios, si así lo desea. Pero la clave es que tiene que querer hacerlo, tiene que querer enseñarse a sí mismo y trabajar, esforzarse mucho. 
Qué no es este libro: este libro ni es ni pretende ser un elixir mágico y sencillo para aprender idiomas. Es todo lo contrario. Aquí no hay trucos, aquí no hay atajos, aquí no hay fórmulas mágicas del tipo: "Aprenda inglés en 3 meses, sin esfuerzos". "Aprenda un idioma dedicando 5 minutos al día, cómodamente". No, querido lector, no. Usted se puede enseñar a sí mismo un idioma, sí, pero tiene que querer verdadera y honestamente hacerlo. No existen los milagros en el mundo de los idiomas. Por eso, este libro no nos descubre ningún milagro sino la manera efectiva, natural, y de sentido común (y con mucho trabajo por su parte, con voluntad) para conseguir hablar, entender y leer en el idioma que pretende aprender. 
He trabajado durante muchísimos años como traductor y como profesor de idiomas en Estados Unidos. Muchos de mis alumnos trabajaban en la CIA y en otras agencias de inteligencia americanas.  Toda la experiencia acumulada durante todo este tiempo es lo que me ha servido para escribir este libro, que es fruto de muchos años de trabajos, experimentos y pruebas hasta dar con el sistema más efectivo, más natural y que mejor funciona. Y algo muy importante: sin necesidad de gastarse más dinero en costosas academias, pagando cada mes un buen dinero que está mejor, sinceramente, en sus bolsillos. Yo mismo he conseguido aprender, mejor dicho, enseñarme, varios idiomas. Y siempre con éxito, ya que la fórmula no puede fallar, pues es el método matricial, así se llama mi método de aprendizaje. Lea el libro y verá que lo que hay que hacer es muy simple, pero eso sí, hace falta constancia y mucho trabajo, ya que será usted quien se enseñe, y el autoengaño no funciona con las lenguas extranjeras. O se trabaja de veras o se fracasa. Si se trabaja en serio, se consigue el objetivo, es irremediable. 
Le deseo éxito si decide empezar a enseñarse a sí mismo un idioma, el que sea.