bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

vicent escrivà

Podría decir que soy un adicto,   un incondicional de la lectura y   la escritura.


Me encanta escribir, es como una terapia que practico, y cuando me pongo a ello, no puedo parar. D igamos que estoy enganchado a la inspiración.


De una manera u otra empiezo a sacar lo que tengo dentro de mi cabeza, o quizás lo que se halla sujeto en eso que se llama el Imaginario o el mundo de las ideas, lo que Platón insinuó como el Mundo de los arquetipos


Es como una terapia,escribir permite que tus pensamientos pasen a un soporte, sea el papel o un documento Word. De esa   manera se pueden analizar las ideas, y te das cuenta de muchas cosas que suelen pasar desapercibidas, y que se muestran al tenerlas escritas delante de ti.


Mis libros no dejan de ser un dialogo con lo que sería la conciencia. Que es como una vocecita que te dice continuamente que reflexiones y que medites las cosas. En ese sentido, para mi la escritura es una forma de meditación, de reflexión, de encuentro con uno mismo, de un acercamiento a tu propio espíritu.

 

Lo que escribo es una reflexión constante sobre lo que es el espíritu, y como hay que pensar para no perderse en un mundo lleno de ideas contradictorias.


Escribo en un lenguaje bastante estudiado, con múltiples sentidos para lograr que los lectores ejerciten la imaginación.


Es una forma de ir conociendo poco a poco   el funcionamiento de la mente. Puesto que las palabras e ideas condicionan el pensamiento, y lo que realmente intento es ir formando imágenes que tengan voluntad propia para que el pensamiento sea mucho más ligero.


Habrá lectores que apreciarán el vocabulario y otros que irán despertando la imaginación. En ese sentido, depende de la capacidad imaginativa del lector que guste o no.