bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Hector Garcia Gonzalez

Los túneles, al ser obras longitudinales situadas a cierta o a gran profundidad, el acceso directo al terreno en el que se desarrolla la excavación es muy difícil antes de la propia obra. Por ello, la incertidumbre de las condiciones geológicas es muy superior a la mayoría de los proyectos de ingeniería. Esta incertidumbre ha sido la causa de numerosos problemas en la construcción de túneles, cuyas consecuencias han llegado a representar graves retrasos, efectos sociales negativos e importantes sobrecostes.

Es por ello que cada vez es más frecuente aplicar tratamientos especiales durante la ejecución de obras lineales, con la particularidad de que dichos tratamientos a veces deban decidirse sobre la marcha, sin demasiado tiempo para analizar detalladamente cual es el más idóneo; además las particularidades inherentes a la obra civil y la actitud de algunas empresas, preservando las tecnologías, dificultan aún más su conocimiento y su posible aplicación.

En el presente trabajo se describe un detallado análisis de tratamientos especiales para túneles, capaces de resolver problemas técnicos que de otra forma son difíciles de abordar. Las soluciones propuestas en esta investigación se aplican a un caso práctico: el túnel de Burata cuyas previsiones iniciales  para la excavación eran de 17 meses y que se realizó finalmente en 43 meses.