bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

acmuller

Un cuento con poemas para los más pequeños.

Cada mañana daban el mismo rodeo de camino a la escuela. Iban siempre los cuatro juntos. Eran tres chicos y una chica, los hijos del florista. Morenos, de ojos castaños y larguiruchos ellos; y rubia, de ojos verdes y muy bajita ella, Antolina, la más pequeña. Sí, cada mañana los hijos del florista se dirigían a clase por el trayecto más largo. No subían por la cuesta principal como el resto de los niños. Les gustaba atravesar el camino abandonado paralelo al colegio donde se encontraba la casa de...Ezequiel.