bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

aileas

Aparecí un octubre, cayendo a la vida, como caen la hojas de otoño. Ya desde pequeña, desde muy pero que muy pequeña, empecé a escribir cuentos con la ayuda de mi abuela. Recuerdo dos en concreto que me han quedado grabados en la memoria: "El ratón dormilón" y "La luna y el sol". Son cuentos de niña, pero los recuerdo de una manera muy especial porque iban acompañados de la ilusión y las sonrisas de mi abuela.

Ahora, un poquito más mayor, sigo escribiendo cuentos. Intento mantener viva esa inocencia de la infancia, esa mirada de colorines que es capaz de embellecer y sacar brillo incluso a lo más grisáceo e insípido. No sé si lo consigo. Yo, lo intento. Y sólo por intentarlo, ya me sale una sonrisademelón.
10 de Enero de 2012
se ha unido a Bubok