bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

alejandrosiena

El rastro brillaba como una hilera de lentejuelas escrupulosamente alineadas al sol. Desde la acera de los impares a la de los pares, bajaba salvando el desnivel de la calzada, cruzándola como una cinta de plata adherida al asfalto negruzco y granulado. Luego, se colaba a través del portón de un solemne edificio, franqueando una zona que emulaba la prolongación de la calle, y desembocaba en un patio cuajado de luz matutina.