bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

aperod

Segunda parte de la trilogía que, en torno a la Ilíada de Homero y la guerra de Troya, está escribiendo este autor, y cuya primera parte -¡Justicia, Agamenón!- tiene publicada en esta misma editorial electrónica. En ella, la guerra se muestra desde el punto de vista de quien ha de implicarse en la misma, y no por iniciativa suya, sino de su padre. Nireo, el personaje, lo es de la cosecha de Homero, quien aparece en la lista de las naves aportadas por cada uno de los caudillos en el canto II, y no lo vuelve a mencionar. Es príncipe de la isla de Sime y aporta tres naves, el que menos. De él dice el Divino Ciego que era el más guapo y el más tímido de los aqueos. Ello le da pie al autor a poner en pie a un personaje con una personalidad acusada, tierno y violento, contradictorio al fin, a quien mete en una serie de aventuras en su largo viaje desde su isla de origen hasta Áulide, en su primera singladura; mete en apuros en su estancia en la ciudad anterior; sigue camino de Troya con parada amplia en la ciudad de Elea, donde encontrará el amor... y la muerte; sigue en una larga estancia en la isla de Ténedos, donde hasta cuatro hijas del gobernador se pasará por la piedra de amolar y les dará a cada una algún hijo; se enfrentará a la muralla de Troya y a la guerra y, finalmente, volverá a su Sime natal, donde lo sorprenderán nuevos acontecimientos. Vale.