bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Ramon Montes Molina

Michael Campbell, genetista de los laboratorios Gardiner de Boston, pone fin a la secuenciación del genoma humano y por este motivo le otorgan el Premio Nobel. Posteriormente sigue investigando y compara el genoma del ser humano con el chimpancé mediante inteligencia artificial. De  esta comparación llega a un resultado sorprendente para él y para su equipo: el ser humano en vez de ser fruto de una evolución supone una involución o alteración genética de otro hombre primigenio anterior más perfecto y del que a su vez también desciende el chimpancé. En su búsqueda para interpretar estos resultados encuentra un manuscrito escrito en un lenguaje indescifrable en el Museo Británico. Su lectura y descodificación le lleva a las ruinas del Qumran en Israel donde encuentra vestigios acerca de un gen de la inmortalidad. El titulo de la novela expresa la idea de un hombre primordial fracturado e involucionado.