bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

deznoa

Introducción y objetivos: La Displasia del Desarrollo de la Cadera (DDC), es la patología osteomuscular más frecuentes en niños menores de dos años, consiste en una alteración en el desarrollo y relación anatómica de los componentes de la articulación coxo-femoral. Los factores de riesgo de esta enfermedad predisponen notablemente a la aparición de la misma. El objetivo de este trabajo consiste en conocer la DDC y fomentar la detección temprana y prevención de la misma. Metodología: Se trata de un estudio de caso con una metodología cualitativa-descriptiva. El modelo empleado ha sido el de patrones funcionales de Marjory y Gordon, con la taxonomía NANDA han sido elaborados los diagnósticos enfermeros, NOC para los resultados y NIC para las intervenciones. El estudio ha sido realizado en la Unidad de Pediatría del Hospital de Santa Lucía de Cartagena, en el periodo comprendido entre el 17 de Septiembre de 2012 hasta el 28 de Octubre del 2012. Resultados: El sujeto de este estudio es una paciente de 7 meses que es diagnosticada de displasia del desarrollo de la cadera izquierda y es tratada quirúrgicamente, mediante una reducción abierta de su cadera. Los resultados del estudio permitieron identificar el diagnóstico principal: desequilibrio nutricional por defecto y la complicación potencial principal: deterioro de la cadera. Discusión y limitaciones: Se evidencia la necesidad de un diagnóstico precoz y prevención de la DDC, así como la importancia de la realización de un plan de cuidados individual y personalizado. Respecto a las dificultades encontradas, destacamos la escasez de tiempo para la realización del plan de cuidados debido a que la recuperación completa de esta enfermedad es evaluable a largo plazo. Conclusiones: La DDC es una de las malformaciones congénitas de mayor prevalencia mundial. La DDC debido a su baja sintomatología suele detectarse tardíamente, esta detección tardía puede conllevar consecuencias significativas para la efectividad del tratamiento, de ahí la importancia del diagnóstico precoz de esta enfermedad.