bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

dunscotiano

¿Acaso Dios y el diablo juegan con nuestras vidas?
Es lo que el relato bíblico de Job parece sugerir. Pero, sin llegar a tan atrevida conclusión, la tradición judeo-cristiana ha mantenido siempre la creencia de que Dios, ya sea por sí mismo o mediante la acción del diablo, suele poner a prueba la virtud de los humanos con penosas adversidades.

Tras nuestra guerra civil, España se transformó en una inmensa parroquia, en la que imperaba un fervoroso ambiente catequético, propiciado por la mentalidad crédula y sedienta de historias taumatúrgicas de muchos españolitos y alentado hábilmente por sus dirigentes.

Nada tiene de extraño que, en semejantes circunstancias, los dos antiguos y antagónicos competidores, Dios y Satán, apostaran y trataran de ganar para sí a un nuevo y modesto Job, contemporáneo nuestro. Sólo que, a diferencia del bíblico, este Job andaluz tuvo la ocurrencia de vengarse, a su manera, de esos frívolos jugadores.