bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Eduardo Catalán Flor-Bustamante

Pienso que escribir es liberarse. Es sacar un pensamiento de lo más profundo de nuestro ser, para luego transformarlo en algo tan abstracto como la escritura, o sea, para someterlo a las reglas de la Gramática. Este proceso que se inicia en la interioridad concluye en el papel; Y su objeto primordial es el de comunicarnos algo. No hay que olvidarse que los conflictos internos surgen por efecto de factores externos. Pero estoy convencido que, una vez que la idea queda plasmada en el papel y puede ser sometida a otros análisis como el de contenido, el lógico-filosófico, el lingüístico, el semiótico, el sintáctico, el semántico, etc., deja de pertenecer a nuestra interioridad. Me parece que esta dinámica es terapéutica en la medida que estimula una fuerza creadora que nos permite extraer pensamientos de nuestra memoria para interpretarlos con objetividad y luego escribirlos. El hombre como ser social tiene la necesidad inherente de expresarse y, por supuesto, también la de ser oído. En el caso del escritor, cuyo recurso fundamental es su memoria o mente creadora, siempre estará inducido a repasar sus vivencias, a rebuscar entre los recuerdos. Ya sea para encontrar miradas elocuentes, sonrisas disfrazadas o viejos agravios sufridos durante etapas tempranas. En ese sentido, continúo igual a cuando era un niño y todo el tiempo imaginaba historias descabelladas. Pero con el devenir de los años, mi imaginación se ha ido plasmando de amarga realidad. La vida cotidiana es agobiante pero también inspiradora... Desde allí extraigo mis historias. La realidad, mi entorno social, inspira mi creatividad Los caracteres de los personajes en mi novela ?Paraíso de los Suicidas? fueron creados basados en la observación, la entrevista y en experiencias personales, por supuesto. . Para la creación de mis personajes primero tomo en cuenta las particularidades del carácter psico-social que lo definirá durante la trayectoria de la narración. Luego, determino el estrato social adecuado y una interioridad consecuente con su idiosincrasia. Todos somos producto de nuestro entorno y un personaje no escapa a este principio. Al contrario, creo que es precisamente desde donde debe venir toda voz de personaje para que resulte creíble.  En la narrativa, la Voz, siempre será el vehículo por el cual se transmite el mensaje. En mi novela ?Paraíso de los Suicidas? te vas a topar con múltiples voces con carácter propio que intervienen como un ruido en medio del relato, sin embargo, su aparición abrupta refuerza el tema central. Estamos tan acostumbrados al lenguaje de los medios de comunicación que encontrarse con un testimonio o una entrevista furtiva a mitad de un relato o novela no debe sorprendernos. Por eso las incluyo en mi trabajo. La voz nos acerca directamente a la perspectiva del autor. Esto no es casualidad sino una decisión, a no ser, que escribamos sólo acerca de nosotros mismos, como una bitácora o por la voz de una celebridad. En mi caso elijo contenidos sociales que sean controversiales y alrededor entrelazo ficciones para que mis argumentos puedan ser asimilados de una mejor forma.Cuando empecé ?Paraíso de los Suicidas? y me planteé los propósitos que esperaba conseguir, creía que estaba seguro de lo que hacía. Elegí un tema que fatalmente dominaba y al público objetivo al que deseaba que llegara mi mensaje. Investigué, recopilé información, realicé muchas entrevistas, hice y deshice cientos de borradores y al cabo de múltiples vicisitudes ? todas relacionadas con problemas de la vida práctica- finalmente concluí. Entonces surgió una necesidad nueva: la de publicar y ser leído. Toqué muchas puertas: agencias literarias y editoriales. Mas no obtuve respuesta. No es fácil. Lo reconozco. Sé que no he hecho un best séller, pero soy entusiasta. Pero quiero decirte que la satisfacción de concluir cualquier proyecto literario supera todo. Gracias a Bubok  ahora mis anhelos se realizan y puedo ver con satisfacción mi obra en blanco y negro.
13 de Enero de 2009
se ha unido a Bubok