bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Fernando Martinez

FERNANDO M. CANTOS

Se define como un escritor normal que posiblemente se haya sentido influenciado con aquellos futuristas pertenecientes al siglo dieciséis como Julio Werne y otros que en su mente tenían la capacidad de presentir los mas importantes acontecimientos que en un futuro llegaría a suceder con poco error de margen como lo que llegó a vaticinar aquel celebre pensador que llegó a predecir los resultados de la historia y su final en cuestiones de catastrofismo y devastación, pero a pesar de su siniestra manera de predecir fue admirado y venerado por casi todo el Mundo porque la mayoría de sus pronósticos ad resultado ser realidad almenas en un alto porcentaje, me estoy refiriendo a Nostra Damus, con esto no quiero decir que mi mente este a la misma altura cosa que me gustaría pero en mis escritos me considero tener algunos indicios de persona futurista y siempre que comienzo algún libro o novela comienzo a navegar con la mente dentro de los pasillos de la ciencia ficción porque me siento mas libre sobre la esclavitud que la sociedad nos impone cada dia a todos en general y porque además se que con una buena historieta sacada a la luz, suscita la parte de niño que todos llevamos dentro, pero siempre partiendo de una base científica o cuantitativamente y real y conseguir la estructura que la imaginación necesita para componer el preludio que pueda hacerlo atractivo a la mente de algunos sujetos.

Creo en que el futuro ya está escrito en alguna parte, pero no creo mucho en que la fin del Mundo sea tan efectiva e inmediata como algunos profetas han vaticinado, y una de las cosas que mas me gustan es desenmascarar a los hipócritas, a los farsantes y a los corruptos, cosa que no puedo evitar y de vez en cuando dejo caer en alguna pagina mi repulsa contra estos desechos de la sociedad.

Mis pretensiones son las de dar a conocer algunos secretos que el lector pueda desconocer y sobre todo hacer que quien haya puesto sus ojos en alguno de mis renglones se sienta a gusto de lo que valla leyendo y por supuesto que nunca se sienta defraudado por mi forma de plasmar lo que la imaginación da forma.

Siempre se a dicho de nosotros los que escribimos historias sobre el futuro, que estamos un poco locos, no lo boy a desmentir porque quien no tiene algún indicio, ¿quien no lo ha estado alguna vez?, acaso alguien se piensa que es totalmente perfecto.

 Yo no me cansare de repetir nunca salud a la aventura que es la madre de la ficción, y el umbral de la realización.