bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Francisco Victoria


Paco Victoria, para muchos de sus amigos, nace en Cartagena, allá por un día de Santo Tomás de Aquino de mil novecientos cuarenta y tantos, hecho que le marcará para toda su vida.

Nace en la cartagenerísima calle de la Macarena, y vive como culo de mal asiento, en la calle de Canales, en la Morería, en las Cuatrocientas y por fin en las casas de Corea, de donde se va empapado de cartagenerismo, veintitantos años de su vida son de empape?

Cartagenero en el exilio, a decir de su buen amigo Isidoro Valverde Álvarez, necesitado de venir muchas veces por Cartagena, para respirar sus aires y así poder seguir viviendo?que siguen siendo palabras de su amigo Isidoro, escritas un día en el Puerto Rico dedicándole unos libros, junto a su cortado, mirando al Lago y a su Palmerica?

Hace su carrera muy al norte de su tierra, cerca de Francia a un tiro de piedra de su querida Cartagena? Trabaja como profesor de las enseñanzas secundarias y pretende enseñar matemáticas y otras lindezas de ciencias desde un alma poeta?

Trabaja en la enseñanza durante muchos años, casi todos, hasta que su corazón maltrecho se lo permite; que cansado de tanto amar a su tierra o de los berrinches que le provocan los adolescentes -nunca sabremos por qué- tiene que abandonar su labor docente?

Pero le queda la experiencia vivida, que quiere entregar a otros, dando conferencias y actuando como moderador en sesiones de orientación familiar por muchas ciudades de España, que entre su antiguo trabajo y la educación de sus seis hijos, tiene mucho que decir, por tantas experiencias vividas?

Y ahora le toca el descanso, que para él sólo es un cambio de actividad, pues entre las sesiones catequéticas para adultos y las tremendas sesiones de labores del hogar -como trabajan las mujeres en sus casas- brotan por todos sus poros, los amores contenidos durante tanto tiempo?

¡Y hala! a escribir, a escribir y a escribir a todas horas, ya que es mucho lo vivido?

Y es su pasión dominante, durar lo suficiente para dar, todo lo que lleva dentro, a propios y extraños y junto a las remembranzas de tiempos pasados, como también diría ISIDORO, aparecerá en breve otro libro dedicado sólo a la CARTAGENA de sus tiempos, a la Cartagena de su vida?

Su mejor amigo