bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Asociación Tifisqui Cultural

GENERACION DE LA AMISTAD SAHARAUI. Gracias al esfuerzo de un grupo de intelectuales españoles, mención especial a Ricardo Gómez, Gonzalo Moure, Maria Jesús Alvarado, Juan Carlos Gimeno, Antonio Polo y Ana Rosetti; gracias también al empeño y trabajo de los periodistas Bahia Awah y Conchi Moya, un colectivo de escritores saharauis pudimos constituir La Generación de la Amistad en julio de 2005 en Madrid.La denominación ?Generación de la Amistad? está cargada de sentido: Amistad del grupo de poetas que hemos compartido diferentes experiencias, infancia, exilio, estudio, trabajo en los campamentos; Amistad como saharauis con los españoles que nos han apoyado, escritores, profesores e instituciones; Amistad del pueblo saharaui con otros pueblos, como el español, el argelino, el cubano y tantos otros.
En esta nueva plataforma de expresión de la cultura saharaui, aunamos nuestras voces, nuestra protesta y denuncia de la difícil situación impuesta al pueblo saharaui desde la invasión marroquí. Treinta años llevamos despojados de casa y patria, treinta años de desesperada espera. Sin raíces, sobrevivimos aferrados a la esperanza del retorno, muchas veces náufragos en el océano de los recuerdos.
Si bien es verdad que algunos no nos conocíamos, la mayoría de los componentes del grupo ya eran compañeros desde temprana edad. Pero el nombre Generación de la Amistad refleja además el agradecimiento a todos esos amigos que han contribuido al conocimiento de la literatura saharaui, regalándonos su cariño y presencia, aún en la distancia.
Nos definimos como escritores saharauis en castellano en reivindicación de ese rasgo que nos distingue como el único país árabe que habla, piensa, sueña y siente en español. Idioma en el que brota no sólo la ahogada rabia, la rabia furibunda y la desesperanza, sino también la risa alegre, y hasta la carcajada, el amor recatado y la pasión desenfrenada; en definitiva, esos pequeños y grandes detalles que conforman nuestra existencia.
Nuestra creación refleja antes que nada la situación en la que se encuentran los saharauis. Nuestros versos son las reivindicaciones y las aspiraciones de todos los saharauis.? Nuestros versos están obligados a mancharse de la sangre de nuestros hermanos y hermanas en las zonas ocupadas.
Nuestros versos están a la disposición de los saharauis que llevan más de treinta años soñando con volver a sus casas, soñando con regresar a su tierrra en libertad.? Son versos de amor y de arena, de sangre y de sudor, de sed y espejismos, de sueños y esperanzas.
Los temas de nuestros libros son universales como toda poesía, sin embargo tienen el sello del destino y de la guerra, como todo lo que rodea a los saharauis.
La poesía es nuestra arma de lucha en esta contienda, en este combate contra la agresión, ocupación y contra la represión de los saharauis en las zonas ocupadas.
Por el sendero de la no violencia transcurren nuestras andanzas en pro de la independencia; nuestras armas son la palabra, la poesía, ese arma cargada de futuro, que, con el permiso de las musas, seguirá siendo nuestro instrumento de lucha predilecto. Sin más preámbulos, pues, permitamos que batallen las palabras.