bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Francisco Javier Cervigon Ruckaver

Este proceso demostrativo, del efecto a la causa propia adecuada,es un proceso demostrativo válido, científico y a posteriori.1) válido, pues se basa en el principio de causalidad, que tieneverdadero valor objetivo y universal;2) científico, pues procede a partir de unos hechos y principiosverdaderos, ciertos y evidentes, y una tal demostración esuna demostración científica, que nos proporciona un conocimientocierto y evidente de la existencia de Dios, y por sus causas, noontológicas, sino lógicas, in ordine cognitionis: lo ve el entendimiento,no los ojos; es evidencia, pero mediata.3) a posteriori, puesto que procede de los efectos a la demostraciónde su causa,luego a partir de los efectos se puede demostrar válida ycientíficamente la existencia de Dios; y, como tal demostración es aposteriori, luego la existencia de Dios se puede demostrar válida ycientíficamente a posteriori.