bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Juan Manuel Loureiro Aquino

Oscar Wilde dijo alguna vez: un hombre que no piensa en sí mismo no piensa en nada. Por eso un hombre debe hablar en singular, porque la vida humana está hecha desde la singularidad del acto fundador de la creación.

Nací en Placetas, un pequeño pueblo del centro de la isla de Cuba. Y por 41 años viví en el centro y la orilla de uno de los procesos históricos de America que más ha conmovido en continente americano: la llamada revolución cubana.

Fui el pionerito de ese régimen que juró por el Che y conoció la palabra comunismo. El joven militante de la juventud comunista muchas veces reprochado por sus ideas no muy ortodoxas, y su rebeldía a imposiciones. El militante del partido que entregó su carnet y se marchó del país. Hoy vivo en Mississauga, Canada. Hablo los tres idiomas de mis dos patrias, Cuba y Canadá: español, inglés y francés.

Estudié en la Universidad de La Habana y me gradué como Licenciado en Ciencias de la Computación. Apasionado de la fotografía, la poesía me atrapo desde joven y me hizo llenar cuadernos interminables de versos. ?El libro de los Olvidos? es, a pesar de ser el primer intento de publicar y hacer llegar mis versos a un mayor público, el último de los libros que escribí en Cuba. En mi gaveta aun quedan, descansando el dulce sueño de su perfección, otro 4 cuadernos mas de poesía, un libro de memorias sobre mi vida en Cuba y repaso día a día lo que pudiera ser, en un futuro, mi primera novela en inglés.

Porque soy testigo pre-esencial de lo que ha devenido ese engendro social que Castro denominó ?revolución?, y no es otra cosa que una dictadura, soy un abogado incondicional de los derechos humanos, de la libertad individual y del respeto a la integridad del individuo por encima de toda ideología, religión y credo político.

Mis poemas, en cambio, tocan la fibra más íntima humana: el amor, la memoria, el dolor, los años pasados, la nostalgia por un pasado que desaparece, las preguntas eternas sobre el futuro, la existencia diaria del hombre común, la necesidad de olvidar para sobrevivir y para vivir.