bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Julio Martínez García

Julio San Francisco (Matanzas, Cuba, 1951). Poeta, prosista y periodista cubano desterrado residente en España desde 1997. Autor de Acrobacia Roja, poemas contra el oportunismo, La Habana, 1987, y que pudiera constituir, según un despacho noticioso del corresponsal de AFP en la capital isleña entonces, el primer samizdat cubano, vocablo que tiene su origen en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y que podría traducirse como auto publicación de distribución clandestina de literatura prohibida por los regímenes comunistas, principalmente el soviético y los de Europa Oriental (Bloque del Este) y, por supuesto, el de Cuba. De esta manera, San Francisco logró sortear la fuerte censura política castrista, pero no pudo evitar su primer encontronazo con la policía política que lo amenazó con llevarlo a la cárcel. La KGB tropical no ha podido impedir, sin embargo, que desde aquel año algunos de aquellos 100 ejemplares mimeografiados y firmados con el nombre real del autor se reproduzcan y hasta hoy continúen pasándose de mano en mano entre conocidos y desconocidos. En 2002 el autor de Prensa Gulag editó en Madrid un compendio de su poesía bajo el título Todo mi corazón y otros agravantes, poemas escritos en La Habana y Madrid, cuyo poema El desterrado se estudió en 2005 en la universidad parisina de La Sorbona en el grupo de la catedrática Nuria Rodríguez Lázaro. Presentó en la Feria del Libro de Madrid 2006 Nada y otros cuentos del absurdo, de cercana filiación con el Teatro Francés del Absurdo, la obra de Frank Kafka y, por supuesto, los Cuentos Fríos del también cubano Virgilio Piñeira. Julio San Francisco no perteneció nunca como escritor a ninguna institución oficial de artistas, no participó en ningún concurso auspiciado por la tiranía cubana, no editó ningún libro en editoriales cubanas y no hizo vida literaria en su patria.