bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Elena Tomás

Esta es la historia de una joven de 30 años que decidió dejar un trabajo seguro, seguro de coche, de vida y demás, para perseguir su sueño de ser escritora.

Cuando tomó tan meditada decisión, sabía que su vida iba a disfrutar de algunos cambios, empezando por evitarse los desagradecidos madrugones, hasta su desafortunada economía, pasando por un incómodo estrés emocional que se manifestaba en molestos granos que jugueteaban libremente por su rostro.

Los diferentes vericuetos que se iba encontrando tras llamar a numerosas puertas, la llevaron a vivir intensas y variadas emociones, desde miedo e inseguridad hasta alegrías y satisfacciones, sin olvidar los desengaños, la confusión, la gratitud y sobre todo, la esperanza.

Empezó su andadura escribiendo cuentos y tarjetas personalizados con los que ejercitaba su imaginación, explotaba a su impresora y alentaba su cuenta corriente. Al poco tiempo entró a formar parte de una empresa de animación sociocultural que le proporcionaba nuevas experiencias y conocimientos, además de una ayuda económica, que a fin de cuentas era lo que le permitía pagar la hipoteca.

Al cabo de unos meses, los caprichos del destino la acercaron hasta la radio y la televisión de una cadena local y esta experiencia, excepto dinero, le proporcionó nuevas y buenas emociones.

Mientras tanto, ella seguía escribiendo, se autoeditaba una novela, recibía respuestas negativas por parte de las editoriales, argumentando la falta de interés en escritores noveles, y seguía manteniendo su constancia e ilusión por vivir de las letras, y no sólo de las del banco.

Ahora mismo, seis años después de dar el primer paso que cambió de dirección su vida, se ha montado una productora audiovisual tras haber participado en varios proyectos profesionales que le han  proporcionado experiencia y ganas de mejorar las cosas. Compagina la vida laboral con la familiar, maternal, ?amigal? y con la universidad y, siempre que puede, saca un rato para seguir escribiendo e intentar compartir su creatividad, su imaginación y su buen humor. 

Es emprendedora, entusiasta y constante, lo que le ayuda a convertir en realidad sus sueños, día a día.