bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Maria Sender Quintana

Cuando era pequeña, mi abuela me enseñó que hay un cielo en cada boca.

El cielo de mi boca está lleno de cuentos.

Cuentos que quieren ser contados.

Cuentos de hadas sin hadas, cuentos con faros, con cristales, con gente que va y viene y vive y sueña. Cuentos eróticos y cuentos inocentes. Cuentos alegres y cuentos tristes. Cuentos surgidos del cielo de la boca de Scherezade...

El cielo de mi boca es sensual, y nómada, y cuentista.

En el cielo de mi boca hay un paraíso de cuentos.

Bienvenidos al paraíso.