bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Germán Riffo

Nací en la pequeña ciudad de Las Lajas, al pié de la Cordillera de los Andes, en el centro de la provincia de Neuquén, en la Patagonia Argentina.

Siempre me gustó la literatura, principalmente porque mi madre me la inculcó de niño. Ya en la escuela primaria escribía esbozos de historias, lo más intrincado que mi infantil mente me permitía crear y obtenía buenas calificaciones con ellas, aunque un par de reprendas por la horroroza ortografía que solía tener.

Ya en la escuela secundaria, mis historias dieron un giro al género de la aventura y arqueología, temas que me gusta tocar a fondo. Mitos griegos y nórdicos, así como las leyendas de ciudades perdidas inspiran mi imaginación. En el año 2005, estando en el 3º año de la secundaria participé de mi primer certámen literario, llevado a cabo por el Parque Nacional Lanín, en Junín de los Andes, ciudad cordillerana del sur de mi provincia. Como la temática era limitada a historias que refirieran a los parques nacionales del país, no pude expresar mis temas favoritos, sinó que tuve que esbozar una historia de animales parlantes, algo que me parecía infantil, aunque igual debíamos participar por ser una actividad escolar. Me sorprendió sobremanera el haber obtenido el 1º Premio de la Categoría "Cóndor", que reunía a todos los participantes de entre 15 y 19 años.

En realidad ha pasado algo de tiempo, en el que no le he dedicado demasiado tiempo a la escritura, pero estoy comenzando de nuevo. Mi ortografía ha mejorado notablemente, como podrán ver.

Hoy tengo 18 años y me he mudado a la ciudad de Cipolletti, en la provincia de Río Negro, a unos 250 kilómetros de mi hogar, para llevar a cabo mis estudios universitarios en Ciencias de la Computación.

Así que, espero publicar mis aventuras en este gran sitio. Hoy ya casi no se le dá importancia a la lectura, algo que además de mi pasión por las computadoras, me encanta. Es hermoso disponer de un sitio como Bubok.com, que se encargue de dar a conocer a pequeños escritores.

18 de Mayo de 2008
se ha unido a Bubok