bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

navarcan

¡Ay de tí, triste lector, que esperas leer
Otra más de esas historias que no te atañen;
Otra más, simple y hermosa, historia de delincuentes:
Íntima, frecuente, de exquísitos cadáveres!
Pero he aquí, para ti, esta vez, finales sin muertes,
Mujeres que no aman y sentimientos superfluos;
He aquí cárcel sin misterio; putas con suerte;
Jueces, padres y hermanos, abogados, carceleros.
He aquí, pues, un lugar que desconoces;
La celda con rejas, el pais de los maderos.
¿Creías que tu mundo no tenía límites?
Pobre infeliz...; ¡Qué incauto!
Una frontera que está a un paso hay
del centro de tu burbuja, al aire
Que separa, la vida del engaño.