bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Pablo Rivas Calvar

Mi madre -en amorosa unidad con mi padre y su semilla- me sirvió de Portal para venir a mi otra Madre, la Tierra, la Naturaleza, el Planeta, y al mundo. Fui dado a luz en una casa de San Fernando, Cádiz (España). Viví mi infancia en la Villa de Marín, Pontevedra, Galicia, donde la magia se me impregnó como un latente recuerdo salvador para volver a vivirla un tiempo después de olvidarme de ella, tras un viaje al extraño y fascinante país de "La Civilización". En Madrid, viviendo en la calle Villa de Marín -contundente coincidencia-, como informático he mantenido una relación más que profesional con los ordenadores, pues la tecnología, como todo, es un reflejo de nuestra potencialidad natural propia de la Madre Naturaleza. Ahora he vuelto a casarme con su magia y fecundidad recorriendo la Sierra madrileña y la Isla de Mallorca, ésta en fecunda compañía de Antonia. Siempre fascinado por la viveza, belleza, inocencia, pureza, fertilidad, generosidad, silencio, paz y libertad de la Naturaleza y el Universo, no he dudado en dejarme conquistar y cautivar por las musas Calíope y Urania (de la Poesía y de la Astronomía), aunque no más que por Antonia, con quien mantengo el recuerdo imborrable del momento de mi vida en que vi el cielo más limpio y las estrellas más brillantes desde lo alto de Lluch, en la fecunda compañía de la feminidad, en la mágica isla de Mallorca. Estrellas que son mi origen y destino. Mis escritos (en verso y prosa libre), vivencias transformadas en palabras que apenas balbucean sobre mí, un libro y pluma natural, sean de beneficio gratuito a sentimientos, cuerpo y planeta, más allá del relativo beneficio económico. Más que una biografía -no biología-... esto sólo es una chispa de almagrafía, pues no hay persona capaz de hacer curriculums ni fotos del alma, que es inasible como el aire. Mi razón de ser o esencia (universal) sin fondo se deja adivinar sincera por entre los libres juegos entre las letras y las palabras. Ellas hablan. Dedicadas a Ella, que es su Inspiración, su Musa...