bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

oajaco

 Antonio de León, realiza la Independencia en Oaxaca, anexa el Soconusco a México, impulsa la carrera del Lic. Benito Juárez, y es nombrado por Santana, Comandante en Jefe del Valle de México en la guerra contra los Estados Unidos en 1847, fortificando Casa Mata, el Castillo de Chapultepec y el Molino del Rey; muere durante la intervención norteamericana en la batalla como un gran héroe y es olvidado con el paso del tiempo.

En el año que muere el General León, Don Benito Juárez que era gobernador, lo nombra Benemérito de Oaxaca,  pasados los años el Licenciado Juárez llega a ser Presidente, después de él vendría otro Oaxaqueño a figurar en la Historia de México, Porfirio Díaz, dos gigantes que van dejando atrás la figura del Héroe de la Independencia y de la guerra contra los EU en el 47.

 

Antonio de león, nace en Huajuapan el 3 de junio de l794, en ese entonces, España se encontraba invadida por los franceses y el rey español estaba preso.

De 17 años causa alta en el Regimiento de Caballería Realista de Huajuapan, ingresando con el grado de alférez el diez de mayo de 1811.

 Una de las primeras noticias de la Independencia que tuvo Oaxaca, fue cuando Hidalgo iba rumbo a Michoacán y en la Cofradía del Cacalote, conoció a Miguel López de Lima y a José María Armenta, (es por ellos la calle Armenta y López) arriero el primero y el segundo sastre, los manda a Oaxaca a propagar las ideas de la Independencia y son sorprendidos, ejecutados y sus cabezas colocadas en las entradas de la Ciudad.

Antonio de León en 1820 cuenta con 26 años, y es Presidente municipal de Huajuapan; Iturbide lanza el Plan de Iguala el 3 de marzo de 1821, con las tres garantías: Religión, Unión, e Independencia y el símbolo de la bandera con tres colores; muchos jefes realistas (entre ellos León) se suman al movimiento, igual que varios caudillos insurgentes, como Nicolás Bravo, Santa Anna, Guadalupe Victoria e Ignacio Rayón.

Antonio de León y su hermano Manuel, en marzo de 1821, se ponen de acuerdo con el Comandante General del rumbo, Nicolás Bravo. El 19 de junio, Antonio de León con la pequeña tropa que había reunido, proclama en Tezoatlán la Independencia. Le acompañan Pedro Pantoja, Timoteo Reyes, Juan Castaneira, Juan Acevedo, 16 soldados realistas y 10 ciudadanos de Tezoatlán; hasta que con 180 hombres y setenta fusiles y escopetas ataca Huajuapan, donde se halla fortificada una guarnición de 200 soldados.

El comandante realista de Huajuapan, capitula el 21 de junio. León decide atacar el fuerte de Yanhuitlán y el 5 acuerda una entrevista con el comandante del fuerte, teniente coronel Antonio Aldao, quien se niega a capitular porque espera la ayuda del comandante de Oaxaca, Manuel Obeso, que tiene ubicado su fuerte en Etla donde es atacado por León con guerrillas, Obeso manda un correo al Fuerte de Yanhuitlán, que es interceptado por León, donde le comunica  Aldao que no podía auxiliarlo. Al verse solo Aldao, decide capitular.

Una vez tomado el fuerte de Yanhuitlán, León reorganiza sus tropas y después de 15 días, sale el 22 de julio a atacar a Obeso.

El 29 de julio aparece frente a Etla, a menos de un tiro de fusil. "Hice (dice León:) aproximar la artillería a medio tiro del edificio, la que por falta de mulas de tiro y lo fangoso del terreno, se llevó en hombros, a pesar de la lluvia de balas que nos dirigían. Después de tres horas de fuego vivísimo y entendiendo Obeso que se le estrechaba demasiado y que llegaríamos al asalto superando las dificultades que nos oponía, pidió parlamento, que se le concedió modificando y arreglando algunas pretensiones exageradas.” Se realiza la capitulación el 30 de julio de 1821, en que firman el coronel Manuel Obeso y el comandante del Ejército de las Tres Garantías, Antonio de León.

Entra Antonio de León a la capital de Oaxaca el 31 de julio y como presagio. -"Ocurrió en aquel día a la una un fuerte temblor de tierra y al pasar cerca del edificio del antiguo colegio de Jesuitas, después monasterio de Monjas de la Concepción, (Hoy Casa Fuerte.) la división triunfante, se desprendió el escudo de armas de Castilla que tenía al frente la portada de la iglesia ..."  (de la Compañía.)

Según su expediente del Archivo Histórico Militar, León: - "Suplió de su bolsillo cuatro mil quinientos pesos para gastos de la expedición y organizó toda la tropa de que se componía su División, la que a virtud de esfuerzos, de las municiones tomadas en las acciones referidas, auxilió al sitio de Puebla, con diez mil cartuchos de fusiles, al de Veracruz con igual número, mandó 30 arrobas de pólvora y un cajón de azufre al General López de Santa Anna a Veracruz y para el sitio de México se remitieron 60 arrobas de plomo y 200 granadas que mandó pedir Iturbide.

El 24 de febrero de 1822, queda instalado el Congreso Constituyente, son Diputados por Oaxaca, como eclesiástico Dr. José San Martín, como militar, el Teniente Coronel Antonio de León y como letrado, Carlos Mª. de Bustamante.

Cuando Iturbide disuelve la Cámara, León está con sus tropas en la Mixteca, apaciguando la región. Ahí se entera que están detenidos varios diputados y que él, León, queda despojado de su calidad de diputado por lo que mantiene correspondencia con Guerrero y Bravo, desde finales de 1822, en que coinciden en sus ideas republicanas y en contra del imperio absolutista... deciden Bravo y León marchar a Oaxaca para establecer ahí un gobierno. Entran en Oaxaca el 9 de febrero de 1823, entre vítores de los habitantes que no estaban de acuerdo con el Gobierno imperial.

Caído Iturbide, los mexicanos se dividen entre los que quieren una república centralista y los que la quieren federalista. Los representantes centralistas son los masones del rito escocés que también son conservadores; por el lado federal están varios insurgentes: Guerrero, Victoria y Santa Anna, entre otros.

En 1824, Una vez en paz el estado y queriendo alejarlo de Oaxaca, comisionan a León a Veracruz, donde los españoles que conservan el Castillo de San Juan de Ulúa, pretenden tomar la isla Sacrificios, para desde allí apoyar el castillo de San Juan de Ulúa.

El 31 de diciembre de 1827, la Legislatura, en sesión solemne, le reconoce a León los servicios prestados quedando en acta: "...y se ocupa de perpetuar la memoria de V. con monumentos que el tiempo no pueda destruir y darle por ese medio prueba de gratitud, distinción y aprecio.”

 Funda Antonio de León la logia masónica "Esfuerzo de la Virtud" el 25 de abril de 1828, que es la primera en Oaxaca del rito de York. Es el Primer Gran Venerable de esta logia, escuela de los liberales oaxaqueños del siglo XIX. En esta secta y en este año de 1828, se inicia Benito Juárez, que se había salido de estudiar del seminario, para meterse al Instituto y a quien León ayudaría en su carrera política, hasta hacerlo su Secretario general, cuando es León gobernador y recomendarlo con López de Santa Anna para la Suprema Corte. (Periódico “El Regenerador”, N° 9, diciembre 9 de 1844)

Guerrero pierde la elección presidencial contra Gómez Pedraza, inconforme, Santa Anna, lanza una proclama apoyando a Guerrero, pero, perseguido desde Perote por el General Manuel Rincón, se refugia en la capital de Oaxaca, donde se dan varios combates que dejan las calles cubiertas de cadáveres

A finales de 1828, el Gobierno central, nombra comandante de las armas de Oaxaca al Coronel León, que llega el 5 de enero de 1829, es recibido por las autoridades en el Cuartel general, en presencia del gobernador y el Ayuntamiento, Santa Anna le entrega el mando militar a León.

En 1841, se le ordena a León organizar una expedición en apoyo del comandante General de Chiapas, Ignacio Barberena, en la campaña contra el General Juan Pablo Anaya que acaudilla un levantamiento en Chiapas. Marcha contra Anaya en mayo, al mando del escuadrón de Huajuapan y Jamiltepec y los batallones Activo de Oaxaca y el de Tehuantepec y lo derrota.

En un despacho de la Secretaría de Guerra y Marina.- sección 5a. fechado en México el 26 de junio de 1833 se le concede a León el grado de General de Brigada.

Ya, en septiembre de 1841, es gobernador y comandante militar de Oaxaca.

ANEXIÓN DEL SOCONUSCO: Luego de la Independencia, Chiapas, que pertenece a Guatemala, se adhiere a México. Se abre un conflicto internacional entre México y Guatemala, en que por la firma de un convenio, queda la región de El Soconusco como territorio neutral.

Antonio de León sugiere al Presidente de la República fijar una prefectura en El Soconusco, con un comandante militar, creando tres subprefecturas, una en Tonalá, otra en Tapachula y la tercera en Tuxtla Chico. El 11 de enero, el Ministro de Guerra y Marina, le contesta al General León, que el Presidente Santa Anna le autoriza a nombrar un jefe de su plena confianza y satisfacción y emprender la anexión de El Soconusco, de sus propios recursos, viste, calza y arma a 300 soldados realizando la incorporación de ese territorio.

INVASIÓN DE LOS ESTADOS UNIDOS.

En 1845 los Estados Unidos se anexan Texas; México se prepara para la guerra inevitable por la usurpación de este y demás territorios que pretenden arrebatarnos los yanquis, los gringos (así los llamó el pueblo por estar vestidos de verde, "green" y "go", fuera) invadían el país. Un Ejército, avanza por Saltillo, otro  se anexa, en enero del 47, Nuevo México y California y por fin, el Ejército de Winfield Scott, entra en Veracruz en marzo, a sangre y fuego "En las 80 horas cayeron más de 4,000 bombas...  y marcha hacia la capital de México. Santa Anna va a encontrar al enemigo y se enfrentan en Cerro Gordo, pero es derrotado y en agosto, Puebla es ocupada sin resistencia.

Se incorpora León a Santa Anna en Orizaba a principios de mayo, dando aliento a las tropas mexicanas y al propio Santa Anna que vienen derrotados. "Mi retirada (dice Santa Anna.) la hice hacia la ciudad de Orizaba donde se me incorporó una sección de dos mil hombres procedentes de la Mixteca, a las órdenes del General Antonio de León. Un mes después -dice Santa Anna- "el General de Brigada don Antonio de León es nombrado Comandante Principal de la línea de Chapultepec y se le encargó, que  activara las obras y que estableciera su Cuartel Principal en el edificio de Chapultepec y diera parte semanalmente de los adelantos. Yo mismo visité ese punto, como lo hice con los demás y no me quedó duda del asiduo empeño con que trabajaba”. Durante el ataque enemigo, nuestra fuerza se compone de la brigada León, formada por los batallones Unión, Libertad, Querétaro y Mina, (al mando este último del coronel Balderas), con 1,400 plazas. Más los batallones del General Francisco Pérez, con 1,600 plazas. Y el 3º Ligero con 700 plazas, al mando de Echegaray, dos compañías del 2º Ligero, de 150 plazas y 40 artilleros. En total  son cerca de 4,000 elementos.

Empiezan los enemigos el ataque con 3,500 infantes, 8 piezas de artillería y 300 caballos. A las 3 de la mañana, el capitán Huger se posesiona de un punto elevado con dos piezas de artillería, desde donde podía batir los Molinos, llegando con sus proyectiles cerca de El Molino, alcanzando los patios de afuera de los molinos. El coronel Duncan, según lo planeado, coloca frente a Casa Mata su artillería, amenazando desde ahí, El Molino del Rey y a nuestra caballería. Al amanecer, los americanos atacan El Molino del Rey con la artillería de 25 pulgadas, de Huges, la columna de asalto del mayor Writh avanza con los oficiales de ingenieros al frente, capitán Mason y teniente Foster, cubiertos por el fuego de la artillería de Huges. Desde Chapultepec responden el fuego de la artillería de Huges.

Con el enemigo yanqui en la mira, en El Molino del Rey y el acueducto, se esperan a que el enemigo rebase los puntos que marcan cuando están a tiro de fusil y sólo entonces abren fuego. Nuestros artilleros de los cañones,  que están afuera de El Molino y la pequeña fuerza que los sostiene, mueren por los disparos de artillería y las balas enemigas llevándose el enemigo nuestros cañones. A través del humo de los cañones y fusiles que por las dos partes truenan, se ve avanzar al enemigo contra Casa Mata y El Molino del Rey. Echegaray con los 700 hombres, arrebata nuestra artillería al enemigo y lo hace retroceder, es apoyada la columna norteamericana rechazada, con el batallón Ligero de Smith, la Brigada Garland y por parte de la reserva y regresan a atacar al tercero Ligero de Echegaray, que apostados afuera de los molinos, rompe el fuego con los cañones recobrados y con fuego de fusil.

Al ver el peligro en que se encuentra el 3º Ligero de Echegaray y que muchos de sus hombres quieren salir de El Molino a pelear, León, autoriza salir sólo a 150 hombres, mandados por los capitanes Bustamante y Gutiérrez, que se forman en línea de batalla rompiendo fuego contra el enemigo y recibiendo heridas de los que se acercan; León se presenta en lo más vivo del fuego con el General Juan N. Pérez y Echegaray le reconoce como su superior, desde ahí, manda León al General Pérez a Chapultepec "...en solicitud de auxilio de tropas y de parque de fusilería, advirtiendo que debía ser del calibre necesario, pues la cartuchería existente no llenaba ese requisito..."

Reorganizado el enemigo, refuerza su línea de ataque, con una columna y con la reserva de la brigada del General Cadwallader, emprende la marcha contra los Molinos, mientras otras dos columnas son lanzadas contra Casa Mata, que también sufría con el cañoneo de la batería de Duncan, quien avanza en posición para alcanzar a nuestra caballería. Además tres compañías de dragones se lanzan al ataque contra nuestra caballería, mientras dos piezas de artillería avanzan para batir el acueducto.

A través del humo de los cañones y fusiles que por las dos partes truenan, se ve avanzar al enemigo contra Casa Mata y El Molino del Rey. De nuestros refuerzos, nada. La caballería sólo observa, cuando su carga, sobre el flanco izquierdo del enemigo, debió ser decisiva para darnos la victoria.

La fatiga parece no sentirla el Ejército mexicano, aunque algunos soldados con las entrañas y los miembros destrozados por el cañón, permanecen esparcidos entre los parapetos; pues no contamos con cañones con potencia, que impidan que los suyos avancen a lugares donde hacen mucho daño. Estando León afuera de los Molinos con Echegaray: "... el General León fue mortalmente herido y se resistía a que le sacaran..."

Es trasladado a la enfermería el general León, con derrames internos. Lo incipiente de la medicina a mediados del siglo XIX, y las condiciones del país por la guerra hacen difícil su atención. Desfilan ante León sus amigos generales y ministros, que le comentan que el presidente está preocupado por su vida, y él les responde que le digan que ha servido fielmente a su patria.          

A las ocho de la noche de ese fatal 8 de septiembre de 1847, muere el General de División Antonio de León. Desde las 9 de la mañana de ese mismo día, en Huajuapan, se comenta de la pérdida de esta batalla y la noticia de haber muerto León.