bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Mª Soledad García Alonso

A través de este trabajo, se indagó sobre los alumnos que presentaban dislalia y cómo afectaba esta patología a la memoria. Mediante materiales manipulativos, se intentó mejorar esos aspectos y así desarrollar todos los aspectos relacionados con la expresión oral y escrita, así como otras facetas del desarrollo educativo. 

Para poder realizar esta investigación, se tomaron a 30 alumnos escolarizados en la etapa de primaria. Quince de ellos con edades comprendidas entre los 6 y 12 años y que padecían dislalia. Los quince restantes, eran de 3º de primaria y no presentaban ningún trastorno en el aprendizaje, por ello los seleccionamos para el grupo control. 

Como instrumento de evaluación, se usaron dos listas con 15 palabras, seleccionadas del test TEVI-R (2002). La primera lista solo se leyó, y la segunda, se iba ejecutando acompañada de una bolsa sensorial. Este recurso, intentaba limitar los problemas de memoria de los niños con dislalia, siguiendo la teoría de Conde Guzón et all (2009, pág. 36), ya que en la prueba éstos obtuvieron puntuaciones que demostraban un leve déficit memorístico. 

Además de lo citado, otro dato importante que pudimos comprobar, fue que a través de nuestro material manipulativo, los niños del grupo control mejoraron la retención de palabras, cosa que no ocurrió con los alumnos del grupo experimental. 

Por todo ello, se elaboró un programa de intervención, para el alumnado con dislalia. En dicho programa se trabajaron todos los aspectos relacionados con la expresión oral, además de la memoria en todas sus vertientes. Todo esto con la finalidad de mejorar el rendimiento académico y su desarrollo personal.