bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

pcuellar

No me he parado a calcular el tiempo medio que cuesta parir una frase en la que, como vosotros mismos veréis, pueden caber mil interpretaciones, sin embargo, sólo una es correcta. No porque yo lo diga, que soy el que la escribió e inventó, sino porque   esto, para que salga bien, hay que hacerlo de atrás hacia delante, es decir, todo lo contrario que una novela, donde uno tiene un concepto, una sinopsis y debes desarrollar una trama. Aquí tienes un largo concepto o una explicación y debes estrujarla, reducirla, robarle palabras y letras hasta que queden las indispensables para que, pensando un poco (o un mucho) se averigüe la verdad, con la dificultad añadida de que debe ser creíble desde el primer impacto. Por eso una sola interpretación es la correcta.

   Yo he intentado ir mas lejos, intento revolucionar las mentes, cambiar los hábitos, ejercitar el cerebro, pensar, enseñar a pensar a adolescentes, adultos, incluso niños, de esta forma en cualquier   frase, uno descubre el porqué de un fallo, porque es malo aquel hábito, simplemente, por el hecho de no pensar, bien, pues este es el juego (porque así hay que tomarlo) de las mentes, de los pensamientos, pero de verdad, no hay que tirar dados, ni tableros, ni nada, tan solo estar reunidos un grupo de amigos, la familia, quienes queráis..... leer y pensar. ¿El resultado? No tengo ni idea, pero seguro que la comunicación mejora y si completáis el libro, tened por seguro que habréis adquirido el hábito de interesaros del porque de las cosas y buscarlo. En este sentido, siempre habrá en el grupo alguien que no tenga “ganas” de pensar, iniciad el juego y veréis, se unirá, dará su opinión, porque aunque no tenga ganas... “ frase nº 42 Cap. II” .Esto se llama adquirir cultura.           

   Y sabed que en nombre de esta palabra se han hecho revoluciones, hombres han muerto, otros han sido felices, la inquisición mataba para que el pueblo no la adquiriera y de esta forma asustarlos con sus patrañas, creo que es el momento de que los silenciosos hablen, digan algo y se fijen en la luz, no en la lámpara.