bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

marcelo meza

ADVERTENCIA AL LECTOR
Al que lee las cosas al revés

Mejor será aguarse la mañana en la clepsidra de la entrada, después del traje de baile o de baño. Peinarse el tango siamés de las tripas aunque no sepamos, olvidar el silbido telescópico y la trompita de besar colgada en la espalda. Una vez adentro, cerrar el engaño de los ojos y verse en versos, que la velocidad no asuste a nadie, quizás sean mariposas libertarias y retratos del nosotros que no fuimos o vamos siendo. Luego, ¡preparen la cabeza entre los pies, sáquense la panza hasta dejar de saber! Es un sueño, una alabanza. Un circo minúsculo de luna, una
juventud que canta y sangra las palabras quietas embarazadas de música, si queremos. Toda conjetura será demasiado alma, estallando veranos calientes, si quisimos alguna vez. Y en una de esas aparece un ala, algo que estaba doblado, pero no sabíamos. Se parece a una sonrisa sin remaches, algo acontecimiento, eso nuestro en nosotros sin querer. Tal vez el Bulemún se asome entre el adoquín con cara de tarde y mirada de río, vestido de bar.
O sea, una vaca, un colirio, el aleteo de una lágrima en el bolsillo del alba. Es este Bulemún manifestado, que ya va haciendo confianza de llamarlo por su nombre.

El Autor


Microrrelatos surrealistas postmodernos de la mano de un personaje inocente como Toscolitio.
Fantasía en mini cuentos y poesías.