bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

prodriguez2010

Con gran esfuerzo la pequeña editorial "El tendedero del cielo" ha traducido a uno de los poetas de mayor influencia lírica en Italia, un poeta vanguardista que injustamente ha sido olvidado. De marcado desarrollo de la literatura futurista y el decadentismo estético de primera mitad del Siglo XIX, He aquí, lector, un extracto del libro de suma audacia y de frenéticos golpes catastróficos y sublimes, propio de los verdaderos poetas:
PAGANINI FICS
... Lleno de rebeldía del porte de la voluntad, cada día mío es una gran plegaria, de a pie cinematográfico como la presunción aristócrata. Cada día mío es un golpe a los fenómenos, un escupitajo a la noumenosis de las apariencias en el tremendo espanto de la finalidad y la ecuación del mundo. Una membrana de los dioses fugitivos y borrosos remplazan a los niños que cuelgan demiurgos en el sueño pelado del Gran Juicio Final.
Las leyes de los hombres son las leyes que se constipan en la vejiga de los puercos o en el hipopótamo que sabe cantar como un policía. !Hemos de considerar a las manzanas libres de los patíbulos y los arboles históricos!. Que dios me libre del castigo de un enjambre del sexo más duro y del puñetazo cruel y agujereado de los amantes que por las vertebras de la Amada, van con senos, costillas y todo lo putrefacto. !Todo lo putrefacto! ! Putrefacto, putrefacto, putrefacto!. !Dinamismo de avispas núbiles!.
Yo como soy un poeta-genio-artista-la undécima maravillosa del mundo, soy también casto y ultrafeliz-descubridor-histérico y católico rebelde hasta la última hebra, hasta el primer hilo de carne y hueso de la suprema y noble Natura. !Esta sudorosa vida es una doncella con bellos muslos, fresca como una fuente, de mandíbulas con dientes de quince años, oh mis queridísimos muchachos!.
Mi vida es simple y circular, puedo morir con las libélulas o con el polen  de los capullos. Solo existe un último esfuerzo antes de estirar la pata, !un último esfuerzo!,  que es el de excomulgar mi alma y cada ventosidad cerebral antes del ebrio jadeo de las garras asquerosas, pederastas y petulantes de la muerte. Consejo: nada de esfuerzos o sacrificios. Todo está en celebrar y pisotear.