bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

quint

La neumonía es una entidad que consiste en la infección aguda del parénquima pulmonar que genera manifestaciones sistémicas, síntomas respiratorios agudos y se acompaña de infiltrados parenquimatosos en la radiografía de tórax. Pese a los avances médicos de las últimas décadas, sigue siendo una causa importante de morbilidad y mortalidad en la población general. La actitud terapéutica ante un paciente con neumonía debe incluir la necesaria cobertura antibiótica de los microorganismos causales y el tratamiento de soporte de la alteración fisiopatológica que produce la infección pulmonar. La evaluación inicial de la gravedad del paciente con neumonía comunitaria es clave para establecer el tratamiento y la ubicación más apropiada para su cuidado.

En los pacientes con neumonía grave adquirida en la comunidad que presentan insuficiencia respiratoria aguda, el uso de ventilación no invasiva como técnica de soporte respiratorio es controvertido. En la actualidad se disponen de pocos estudios bien diseñados en los que se analice la eficacia de la técnica en estos pacientes. La mayoría de estudios ya sea observacionales o controlados valoran el soporte ventilatorio no invasivo en grupos heterogéneos de pacientes, mezclando diferentes etiologías del fracaso respiratorio e incluso a veces, pacientes con fracaso hipoxémico e hipercápnico. Independientemente del tipo de estudio, lo que la literatura demuestra es que el paciente con neumonía presenta un riesgo muy elevado de fracaso de la ventilación no invasiva, muy por encima de los pacientes con EPOC o edema agudo de pulmón cardiogénico. Según algunos estudios, los pacientes con neumonía que presentan patología respiratoria o cardíaca previa responden mejor a la ventilación no invasiva que aquellos con insuficiencia respiratoria “de novo”.

En este libro se analiza de forma exhaustivo la literatura científica, pudiendo concluirse que la aplicación de ventilación no invasiva puede ser efectiva en los pacientes con neumonía grave adquirida en la comunidad, aunque los mejores resultados obtenidos deben de esperarse en los pacientes con menor afectación clínica, gasométrica y radiológica. Además, esta técnica es segura ya que las series publicadas no presentan un número excesivo de complicaciones que desaconseje la realización de la técnica.