bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Santiago Velasco Fernández

Quizás porque decidió que yo fuese profesora de literatura, el que tuvo la osadía de inventarme ahora me endosa   "el marrón" de escribir sobre su persona. No podía negarme, claro. Mi nombre es Ana y soy la protagonista de "Dados trucados". Al menos, eso pretendía él. Sin embargo, hay quien opina que el verdadero protagonista de esta novela es mi amigo y compañero Abencio. O la decepción. O la auto destrucción. O hasta la muerte. Pero eso importa poco: todos participamos en la historia.
Conozco bien a quien ha escrito estas páginas. Quizás mejor que él a mi. Procedo de su imaginación pero, como suele ocurrir, en cuanto aprendí a batir mis alas, me escapé de sus manos y he volado por mí misma.
Santiago Velasco, aunque de familia asturiana, nació en Madrid el mismo año en que finalizó la II Guerra Mundial. Allí cursó estudios de Filosofía y Letras y Periodismo, profesión esta que ha ejercido durante treinta años en distintos medios informativos y gabinetes de comunicación de Madrid, Andalucía y Aragón. Un cáncer de garganta, contra el que lucha con éxito desde hace casi ocho años, le dejó sin laringe y sin cuerdas vocales y le apartó de toda actividad profesional y del tabaco, aunque no le privó ni de su optimismo ni de su sentido del humor.
Desde entonces se ha dedicado a leer y a escuchar música, sus dos grandes pasiones. Y también a visitar a los otorrinos que le tratan, a aprender a hablar con el esófago, a pasear a Lalo- su precioso, cariñoso y desobediente cocker-, a escaparse a su refugio de Cunit en cuanto tiene ocasión y cuando no queda más remedio, a escribir lo que le dictan los duendecillos que bullen por su cabeza.
"Dados trucados" es su segunda novela, mi historia o, al menos, parte de ella.
Si te decides a leerla, gracias por acompañarme en este viaje.
                                                             Ana