bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

skorfiatis

Cualquiera que alguna vez haya intentado “liberarse” de las “ataduras” que lo limitaban, sabrá que es más fácil adaptarse y ser “funcional” a un sistema que ir a contracorriente. Aún así, ¿hasta dónde se puede llegar en este camino de liberación?, ¿se puede llegar a la libertad “absoluta”? Y, para lograrla, ¿podemos negar todo aquello que supuestamente “somos”: la “pertenencia” a una comunidad, a una familia, a un grupo: nacional, civil, religioso o político?
Somos seres “sociales”, y proponerse como objetivo llegar a ser un “in-dividuo” (algo así como un “á-tomo social”) parece, a simple vista, un extremismo que parece estar tan fuera de nuestras posibilidades como la misma libertad… y, sin embargo, tenemos que intentarlo; cumplir con la “condena” impuesta por nuestra propia condición humana…
El presente texto es un testimonio y pretende ser una reflexión “situada” sobre estos temas.