bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

soricast

El presente texto tiene su base de partida en dar respuesta a la Intención 15 del Plan para la Alianza de las Civilizaciones: Crear un Cuerpo de Voluntarios de la Alianza de Civilizaciones. El hecho de plantear una acción de estas características supone articular una formación singular que suponga una aproximación a aquellos contenidos que consideramos que han de formar parte de un proceso de análisis que desemboque en un plan para el Formador y la especificidad de la naturaleza del voluntariado sobre el que se actúa. Hay que sentar las bases del proceso. Imaginemos una pirámide invertida. Hay que empezar por el vértice sobre el que se va a asentar todo el proceso. El primer paso es obviamente perfilar una herramienta útil a modo de guía o cuaderno de viaje de referencia para la base de nuestra pirámide: el Formador de Formadores. Surge la necesidad, si se quiere avanzar en hacer realidad la Intención 15, de recoger en un manual los contenidos y el análisis en torno al marco teórico que permitirá diseñar la especificidad y la praxis. Diseñar una formación específica, aunque de inicio se traslade solo al papel, permitirá concretar los objetivos a desarrollar y la articulación del proyecto. Sin lugar a dudas, el Formador debe tener muy claro en que va a consistir esa formación específica que parte de otra genérica como necesidad para su posterior proyección. Pero la especificidad no tiene sentido si no viene de la mano de la potenciación de habilidades sociales, comunicativas y operativas que supongan una buena práctica de la acción del voluntariado. La intención para trabajar la intención 15 es diseñar una herramienta lo suficientemente útil y susceptible de dar forma a un recurso formativo práctico. Las pretensiones de este texto son: • Presentar una mirada sobre el sentido del voluntariado y su función. • Presentar medios y modos de participación. • Cuidar y conocer las motivaciones del voluntario/a para definir correctamente su recorrido en la organización. • Procurar herramientas y estrategias para gestionar equipos de voluntariado. Los siguientes apartados desarrollan aquellos elementos teóricos y sus posibles aplicaciones prácticas que entendemos que debe conocer y manejar el Formador de Formadores. El presente texto se ha dividido en diferentes marcos de trabajo porque nos permite una mayor claridad a la hora de abarcar los diferentes elementos que tenemos que tener presentes a la hora de configurar la organización y la formación