bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Luis Arribas

Periferia Negra se horneó a base de once cuentos nacidos de una producción escrita un tanto telegráfica. La oportunidad de acortar una decena larga de historias en unos centenares de palabras era toda una tentación. Así las cosas, la esencia de estas breves historias están hiladas por un eje general: se asoman a la vida en los bordes de la gran ciudad. La geografía de estas periferias son bordes de color negro y lucen personajes entre amarillentos, como en Luis desoía los silencios, y grises, como el funcionario de Junio, un mes eterno.  El núcleo de la vida de muchos es un abismo marginal peligroso para otros. De tal manera, la anodina tapia de La bahía tapiada enseña cómo la ciudad adora adornarse con cartones del mismo modo que la demencia senil se comprende mejor a través de la alucinógena visión con la que arranca Un reinado a tiempo parcial. Las periferias suelen estar vestidas de colores intermedios, de ladrillo amarillo, de baldosas blanco sucio o rojo mate, pero existe algo latente en esas esquinas: una decoloración amarga, un tiznado negro que hay que descubrir.