bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

paula cabrera schwartz

LA PRINCESA ALEJANDRA

Erase una vez una mujer llamada paula que estaba esperando su primer hijo.Un dia paula estaba mirando por una ventana que daba al jardin y vio una señora que plantaba perejil.La señora era una hechicera. De repente se le antojo y su deseo llego a ser tan fuerte que se sintio desfallecer.Hasta que no pudo aguantar mas.Espero a que la bruja hubiese salido, y entonces paula bajo al jardin y corto un manojo de perejil.
Pero cuando la bruja regreso a su casa y quiso tomar algo de perejil para la cena, descubrio que alguien habia arrancado unas matas de su jardin.
-Atrapare a ese ladron de manos largas- grito-y hare que se arrepienta.¡Lo juro! Ese ladron servira de escarmiento a los demas, para que sepan que mas les vale quedarse en casita que venir a meter la cuchara en la sopa del vecino.
Paula bajo una y otra vez al jardin, hasta que una mañana la bruja la descubrio, y en un momento de rabia exclamo:-¡Por fin te atrape, ladrona!¿Acaso pagas la renta de este jardin para venir a robar mis plantas con tanto descaro?Te juro que te dare un buen escarmiento.
Asustada y avergonzada, paula empezo a disculparse diciendo que no habia tomado el perejil por gula.
-No volvere a hacerlo -Explicaba llorando-No volvere a hacerlo se lo juro.
-Las palabras se las lleva el viento-respondio la bruja-.No me engañaras con tu parloteo.Me entregaras a tu hijo cuando nazca, sea niño o niña.
¡Pobre Paula! Para escapar del terrible peligro en que se encontraba juro que cumpliria la promesa, y la bruja la dejo marchar sin hacerle daño.
Cuando llego el momento, paula dio a luz a una niña tan hermosa que era una delicia verla.En la manita la nena traia una ramita de perejil.Su madre la llamo Alejandra.
Alejandra crecia dia a dia, y cuando cumplio siete años su madre la mando a la escuela.A partir de entonces cada vez que Alejandra salia de casa y se encontraba a la bruja, la anciana le advertia:-Dile a tu madre que recuerde su promesa.
Tan a menudo Alejandra recitaba ese mensaje a su madre que la pobre paula, fastidiada de recordar su promesa una y otra vez y cansada de vivir bajo el miedo, acabo por decirle a la niña:-Si te encuentras de nuevo a esa anciana y te recuerda mi odiosa promesa, respondele:"Toma lo que es tuyo."
Alejandra que era demasiado dulce para sentir miedo, se encontro a la bruja a la mañana siguiente, cuando la hechicera repitio su peticion de siempre, la niña inocentemente respondio lo que su madre le habia dicho.De inmediato la tomo de la mano y la llevo a un bosque, tan tenebroso y temible que pocos se aventuraban por el. Y entonces la hechicera, con un pase magico, levanto una torre y encerro en ella a Alejandra.No habia en la torre puerta ni escaleras;tenia solamente una ventanita en lo mas alto. A traves de esa ventana la bruja entraba y salia, usando el cabello de Alejandra, al que con su magia habia hecho crecer enormemente, como si fuera una cuerda.
Ahora bien, sucedio que un dia, varios años despues, cuando la bruja habia salido de la torre para hacer algunas compras, Alejandra asomo la cabeza por la ventanita y dejo que su cabello colgara libremente a la luz del sol. En ese momento pasaba por alli un apuesto joven: un principe que se dirigia al reino de sus padres, que estaba al otro lado del bosque. Al mirar hacia la torre el joven contemplo dos deslumbrantes cascadas de cabello que enmarcaban un rostro adorable, capaz de hechizar cualquier corazon, y quedo perdidamente enamorado.
Entre mil suspiros el principe suplico a Alejandra que le dirigiera la palabra, y la muchacha, que tambien habia quedado prendada, lo hizo con gusto.Las horas pasaron volando mientras los dos jovenes intercambiaban miradas de amor, promesas y dulces palabras.Por ultimo Alejandra, que vio que ya era tarde, le pidio al principe que se marchara antes de que la bruja regresase.
Despues de que tales visitas hubieran continuado durante varios dias, Alejandra y el principe quedaron de acuerdo para reunirse en la habitacion de la torre, pero solamente de noche, cuando la luna juega con las estrellas.
De manera que el principe aconsejo a Alejandra que durmiera a la bruja con un poco de zumo de adormidera.
La muchacha lo hizo y pronto quedo la hechicera roncando a pierna suelta.
A la hora señalada el principe fue a la torre y, al escuchar su señal, Alejandra dejo caer su cabello por la ventana.El joven trepo y se deslizo hasta la habitacion.
Pronto la noche fue demasiado corta para sus juramentos y sus planes de fuga.El principe suplico a la muchacha que huyera con el mediante una escala que habia llevado.Sin embargo, por alguna razon que ella misma no entendia, la doncella rehuso hacerlo.
A la mañana siguiente, antes de que se asomara la aurora, el principe bajo por el dorado cabello de Alejandra para volver a su casa.
Los encuentros de los enamorados continuaron asi durante muchas noches.Pero una tarde una amiga de la bruja, que era muy chismosa y siempre estaba fisgando en lo que no le importaba, descubrio al principe trepando a la ventana.Al dia siguiente visito a la bruja y  le advirtio que tuviera cuidado porque Alejandra estaba enamorada de un principe, y segun ella sospechaba, seguramente planeaban escapar juntos.
La hechicera agradecio a su amiga la informacion y le aseguro que pondria fin inmediatamente a las visitas.En cuanto a Alejandra, dijo que era imposible que escapara, pues estaba hechizada: a menos que la muchacha se  apoderara de tres bellotas que estaban escondidas entre las vigas de la cocina, jamas podria abandonar la torre.
Mientras las ancianas hablaban, Alejandra, que desconfiaba de la amiga de la bruja, escucho con los oidos bien abiertos y comprendio todo lo que sucedia.
Y cuando la noche sumio el bosque entre tinieblas y el principe llego como de costumbre( la bruja estaba profundamente dormida),Alejandra le pidio que buscara las bellotas entre las vigas de la cocina, pues ahora ya sabia que en ellas se hallaba la causa de su encantamiento.El principe bajo las bellotas, se las entrego a la muchacha y ella las guardo en su bolsillo.
Entonces, mediante la escala de cuerda, ambos descendieron hasta llegar al suelo y emprendieron la huida hacia el reino del principe, tan deprisa como eran capaces.Mas por ahi andaba vigilandoles la chismosa amiga de la bruja, que comenzo a gritar y a hacer tanto ruido que la hchicera acabo por despertar.
Al advertir que Alejandra habia huido, la bruja bajo por la misma escala de cuerda que los enamorados habian atado a la ventana.Tan pronto como llego al suelo salio corriendo tras los jovenes,quienes,al verla venir tras sus talones mas aprisa que un caballo a todo galope, estuvieron a punto de darse por perdidos.
Pero entonces la muchacha, recordando las bellotas, rapidamente arrojo una de ellas al suelo, desesperada.Y al instante broto un enorme buldog,de aspecto terrible:con las quijadas abiertas y lanzando furiosos ladridos se lanzo contra la anciana, con la intencion de morderla.
Sin embargo la bruja, que era  mas astuta y malevola que el demonio, metio la mano en el bolsillo, saco una hogaza de pan y se la tiro al perro.De inmediato el buldog comenzo a menear la cola, dejo de ladrar y empezo a engullir el pan.Entonces la hechicera emprendio de nuevo la persecucion de los enamorados, mas veloz que nunca.
Alejandra echo un vistazo atras, vio que la anciana iba tras ellos y lanzo una segunda bellota al suelo. Y un fiero leon se alzo al instante,azotando la tierra con la cola y, sacudiendo la melena,abrio las fauces casi un metro.
El leon estaba a punto de merendarse a la bruja cuando la anciana, mirando deseperadamente a su alrededor, descubrio una piel de burro que estaba secandose en un arbol.Cubriendose con ella, la hechicera corrio hacia el leon, que se sorprendio tanto por la transformacion de la bruja en burro que salio corriendo como alma que lleva el diablo.
Tras haber sobrevivido a ese segundo peligro,la hechicera aun vestida con la piel de burro por temor a que el leon la siguiera, volvio a perseguir a los pobres enamorados. Al escuchar lo pasos de la bruja y al ver las nubes de polvo que levantaba hacia el cielo,Alejandra comprendio que la anciana iba tras ellos por tercera vez.
Temiendo por sus vidas, alejandra lanzo entonces la tercera bellota ante el torbellino de polvo.De inmediato un horrible lobo surgio,y, sin dar a la bruja tiempo para ninguno de sus trucos, la devoro tal y como estaba vestida con la piel de burro.
Asi pues los enamorados, ahora libres de todo peligro, continuaron su camino con un paso mas reposado hasta llegar al reino del principe.Alli con consentimiento de sus padres, el principe convirtio a Alejandra en su esposa y su princesa.