EL CRISTO DE LA CALAVERA

Comprar eBook en PDF por 3€

El rey de Castilla marchaba a la guerra de moros, y para combatir conlos enemigos de la religión había apelado en son de guerra a todo lomás florido de la nobleza de sus reinos. Las silenciosas calles deToledo resonaban noche y día con el marcial rumor de los atabales y losclarines, y ya en la morisca puerta de Visagra, ya en la de Valmardón oen la embocadura del antiguo puente de San Martín, no pasaba hora sinque se oyese el ronco grito de los centinelas anunciando la llegada dealgún caballero que, precedido de su pendón señorial y seguido dejinetes y peones, venía a reunirse al grueso del ejército castellano.

Quiero publicar un libro Ver más libros