La mujer del cesar

Comprar Libro en papel por 11,25€ Comprar eBook en PDF por 3€

No se necesitaba ser un gran fisonomista para comprender, por la carade un hombre que recorría a cortos pasos la calle de Carretas deMadrid, en una mañana de enero, que aquel hombre se aburríasoberanamente; y bastaba reparar un instante en el corte atrasadillo desu vestido, chillón y desentonado, para conocer que el tal sujeto nosolamente no era madrileño, pero ni siquiera provinciano de ciudad

Quiero publicar un libro Ver más libros