El verdugo

Comprar eBook en PDF por 0€

-¿Y dice usted que desde el día de lo de Manuela Gutiérrez no lo ha vuelto a ver? - Recuerdo como el funcionario me miraba detenidamente, sin apenas apartar la mirada de mis ojos.-Así es.-¿Algún comportamiento o comentario fuera de lo normal en los días anteriores? -No que yo recuerde. Hacíamos lo mismo de siempre, hablábamos de lo mismo de siempre... En este pueblo no hay mucho más que se pueda hacer aparte de trabajar y venir a la taberna, ¿sabe? - Intenté mostrarme tranquilo, sin desviar la mirada.-Ya veo. Supongo que si recuerda algo más, por pequeño que sea, me lo hará saber - Por fin parecía que se había dado por vencido y empezaba a recoger sus cosas.-Desde luego, oficial - dije mientras me levantaba de mi asiento después de que lo hiciera él - Aunque ya le digo que a todos en el pueblo nos parece igual o más extraño que a usted que Juan Cortázar haya desaparecido de esta manera.

Quiero publicar un libro Ver más libros