Un día como otro cualquiera.

Comprar Libro en papel por 12€ Comprar eBook en PDF por 4€

Un día como otro cualquiera es una novela dividida en nueve capítulos quetrata el maltrato físico, verbal y psicológico a un niño de trece años llamado “X” porparte de ambos padres, los compañeros de colegio y profesores. Entre capítulosel autor intercala a modo de pequeñas máximas de sabiduría sobre el perdón, lainteligencia emocional, el pensamiento positivo, el amor, Dios y el Demonio, elrespeto, la vida y la muerte, la compasión, el maltrato… Aunque el narrador esen tercera persona, la obra es autobiográfica como atestigua la página final,una dedicatoria a modo de epílogo, además del conocimiento y empatía sobre estetipo de situaciones que recorren todas las páginas de la novela.“Nuestroamigo” o “nuestro héroe”, como localifica el narrador, es llamado “X”, que es el signo con que se suple el nombre deuna persona, para que así, cualquier persona maltratada pueda nombrarse a símisma. “X” sufre las palizas y vejaciones verbales de su padrealcohólico y de oficio tapicero, quien descarga toda su rabia sobre el niñohasta cansarse y le dice a su hijo “te pego porque te quiero”. Sumadre, también siendo maltratadora y maltratada, a quien sólo le preocupa noser el blanco de la ira de su marido, trata de igual forma al niño, desahogandosu frustración y odio del mismo modo. Así, el autor reduce las torturas a dosgrupos: las que recibe porque el chico “acaba conla paciencia”, y las que le infligen porque hace algo “malo”, comopor ejemplo no saberse el Credo.A lo largo de la novela se nos narra el día a día deeste niño que va aprendiendo que “el alma se purifica a base de golpes” y quelas palizas, las amenazas y los golpes son “actos deamor”, de modo que “su motivopara estar en este mundo era para morir a manos de sus padres”.Mientras, ve a sus padres como unos nazis y a él mismo como un recluso queacude a la cámara de gas cuando regresa del colegio; mientras esconde y exhibelos moratones que recorren su cuerpo y desearía acostumbrarse al dolor para poruna vez ser él el “terror del colegio”, ofantasea con ser policía y evitar maldades similares; y mientras no entiendeque su hermano pequeño reciba un amor que a “X” se leniega, e incluso cuando recibe los golpes no comprende que aquél adopte unaactitud de no tenerle ningún aprecio.Por la novela desfilan personajes de niños llamados “Libertad”, “Sufrimiento”, “Melancolía”;profesores como “Don Amargura”―al queel narrador compara por su violencia, con Alex de Anthony Burgess, de la novelaLa Naranja Mecánica―, “Don Tristeza” y “DoñaAngustia”, director y profesora respectivamente de la “Academiadel Terror” a la que acude nuestro protagonista por las tardepara recibir clases particulares. Allí, como hijo de la dictadura recibe unaeducación basada en el miedo, el autoritarismo y la brutalidad. Exactamente lomismo que recibe por parte de sus progenitores. El estiloes descarnado, directo pues no enmascara los hechos y transmite el dolor, latristeza y el sufrimiento del protagonista y sus iguales, retratando ademásperfectamente la crueldad de unos personajes miserables. Por todo ello, elautor consigue que el lector se involucre y sienta el pavor y la humillaciónque “X” padece. El público objetivo al que se puededirigir este libro es un público adulto de amplio espectro al que le interesenhistorias duras que emocionan y no dejan indiferente.

Quiero publicar un libro Ver más libros