LOS VISITANTES

Comprar eBook en PDF por 0€

Yail descansaba entre los matorrales, esperando el brillar de la primera estrella, ya estaba entrando la noche y el cielo se estaba oscureciendo. – ¡malo, malo! – dijo el joven muchacho, al ver que ese inmenso espacio se cubría de unas espesas nubes negras, pero aun conservó la paciencia y refrenó la desesperación que había empezado a rumiar en su interior.– ¡Hoy es el día! ¡hoy es el día! – se repetía Yail una y otra vez como fórmula secreta para tomar valor, ya habían trascurrido tres noches desde aquel extraño encuentro con el mensajero de CUCULCAN, el solo recuerdo de aquel ser le producía escalofríos.

Quiero publicar un libro Ver más libros