REPOSAR EL CUERPO-ESPIRITU Caminar y contemplar respirando. Apuntes de ocho dias de Ejercicios

Comprar Libro en papel por 12€ Comprar eBook en PDF por 2€

No es fácil aprender a descansar. Ejercicios en reposo son ejercicios descansados, pero no perezosos. Reposo es descanso corporal y espiritual. Reposar es abrir cauces de receptividad para dejarse absorber e impregnar por lo que nos trasciende. Un reposo así es lo más opuesto a la apatía, la pereza o la desgana. Se reposa, nos dicen los maestros orientales, estando alerta y a la escucha, pero sin estar agarrotado; dejándose llevar por el viento que tensa las velas, pero sin ser arrastrado a la deriva por la corriente. Se reposa, y en esto estaría de acuerdo santa Teresa, estando la persona relajada, pero no embobada; distendida, pero no aflojada; firme, pero no acartonada. Con lenguaje paradójico hablan los maestros del Zen de una "tensión distendida". Consiste en concentrar esforzadamente la atención, pero sin nerviosismos ni agitaciones.

Quiero publicar un libro Ver más libros