EFECTOS DE LOS IMANES EN EL AGUA

Comprar Libro en papel por 9,20€ Comprar eBook en PDF por 2,50€

En los primeros tiempos del desarrollo de la Física, electricidad y magnetismo se consideraban fenómenos independientes. Fue OERSTED en 1820 quien observó la facultad que tiene una corriente eléctrica de desviar una aguja magnética descubriendo así que la corriente eléctrica crea un campo magnético. Por otra parte, AMPERE postuló que el origen del campo magnético de los imanes naturales o artificiales residía en pequeños circuitos de dimensiones atómicas o moleculares orientados en el mismo plano y con sus intensidades en el mismo sentido, por lo que sus efectos magnéticos se sumaban, al contrario que en los cuerpos no magnéticos, en que dichos circuitos estarían desordenados, siendo el efecto magnético nulo.

Quiero publicar un libro Ver mas libros