Siempre tuve un sueño

Comprar Libro en papel por 12€ Comprar eBook en PDF por 2€

Una noche del invierno de 1869, fumando en la solitaria terraza de una mansión en Oxford street, aislados de la fiesta, Mark miró a Céline a los ojos y dijo: “¿Sabéis lo único que tenemos en común? Que vos sois la única persona que ocupa nuestra mente”. Esta es la historia de una mujer que habría sido el hombre perfecto, y de un hombre que habría sido la mujer perfecta. O al menos eso les decían.

Quiero publicar un libro Ver más libros