EL EDIFICIO PERFECTO

Comprar Libro en papel por 8€ Comprar eBook en PDF por 3€

Valentín—¿Qué quieres que te regale en tu octavocumpleaños? —pregunta el señor Chepo.—Quiero un par de patines —responde su hijoValentín.—Está bien, te regalaré unos patinesEl día de su cumpleaños, Valentín recibe unmodesto dulce con ocho velitas encendidas y le pregunta a su padre: —¿Dóndeestán mis patines?—Se me olvidó comprarlos, así que tendré queregalártelos en navidad.Cuando llega navidad su padre no le obsequialos patines y Valentín se pone a llorar. Para entonces el señor Chepo le diceque deje de llorar y le promete que le dará unos patines el Día de Reyes, peroel día indicado tampoco le da los patines y Valentín deja de pedirlos porquededuce que su padre jamás se los va a comprar.De forma similar, Chepo le promete a su mujercosas que nunca cumple cada vez que le dice que la llevará a bailar o que lecomprará nuevos zapatos. Esa constante actitud de Chepo le permite a Valentínconocer que su padre utiliza las promesas para convertirse en el centro de lasesperanzas y expectativas de los demás, ya que la esperanza es mejor que notener nada. En esa situación las personas que esperan lo prometido ven que elcomprometido trata de cumplir la promesa y muestra un interés que no tienenotras personas. Gracias a esas observaciones Valentín aprendeque haciendo promesas y mostrando interés puede determinar de manera imperativala conducta de los demás; por eso, varios años después, ingresa en la actividadpolítica y pasa a ser el político con más credibilidad según las encuestas deopinión pública.

Quiero publicar un libro Ver más libros