Cayo Levantado Patrimonio Sucesoral de la Familia Trinidad

Comprar Libro en papel por 17,95€ Comprar eBook en PDF por 10€

El islote Cayo Levantado es un patrimonio de los sucesores de don Andrés Trinidad Mejía y doña Marìa Josefa Díaz de Trinidad, todo de conformidad con la certificación original de la Conservaduría de Hipotecas de la Provincia de Samaná, de fecha tres (3) del mes de febrero del año 2009, dada por el Conservador de Hipotecas señor VICTOR AMAURY MESSINA LALANE, contentiva de que en libro registro de la propiedad existe un certificado de Título inscrito bajo el no. 1006, inscrito en el libro no.8, Folio no.80, con una extensión superficial de 125 X 1000 Varas Conuqueras dominicanas, a la conversión en base a 2.508 metros de longitud, equivalente a 1,250 Tareas Nacionales con una superficie de: 78Has., 60As., 75Cas., ubicada en el Distrito Catastral no.7, Islote Cayo Levantado, Samaná; lo que confirma el derecho de propiedad a favor de los Herederos del finado Andrés Trinidad Mejía; Que, de conformidad con la copia de la Certificación del Registrador de Títulos de la Provincia de Samaná de fecha 28 del mes de julio del año 2005, firmada por el Registrador de Títulos LIC. ORLANDO GOMEZ GUERRERO, contentiva de que en la actualidad, no existe a su cargo ningún expediente relativo a la propiedad CAYO LEVANTADO, lo que implica que no existe ningún registro por Sentencia de Saneamiento en perjuicio de los derechos de Andrés Trinidad Mejía;El principio de derecho a la propiedad expropiada por causa de utilidad publica o para fines de elevar un tipo de bien a la categoría de patrimonio nacional, es un derecho que los Estados se irrogan bajo la teoría general del dominio inminente. En el caso particular del inmueble el Cayo Levantado, la sucesión de Andrés Trinidad Mejía y doña Marìa Josefa Díaz de Trinidad, no tienen objeción a que el Estado Dominicano, haga uso de las prerrogativas conferidas en la ley no.344 sobre expropiación, bajo la consiguiente razón de derecho justificado mediante el previo justo pago de parte del Estado Dominicano. Si el Estado, quiere hacer uso de su facultad de expropiar un bien que pertenezca al patrimonio de una sucesión determinada, el Estado debe reconocer el justo pago en base a un justiprecio del valor real de la propiedad y el derecho del usufructo de la misma. a favor de los continuadores jurídicos que están siendo determinado por ante la juez comisario apoderada del caso de la provincia Duarte (San Francisco de Macorís). El derecho al pago indemnizatorio a favor de los sucesores del finado don Andrés Trinidad Mejía, tiene su fundamento en lo consagrado en el artículo 51 de la Constitución Polìtica de la Nación Dominicana.-http://www.natanaelmendezmatos.com

Quiero publicar un libro Ver más libros