El III Reich 1933-1945

Comprar Libro en papel por 16,44€ Comprar eBook en PDF por 5,99€

En 1918, los soldados de todos los países, que cuatro años antes habían partido hacia el frente llenos de entusiasmo, estaban muertos o moralmentehundidos por la desilusión. En el Ejército ruso se habían producido deserciones masivas, lo que contribuyó a que una junta revolucionaria se hiciese con el poder (los soldados «votaron con los pies», como dijo Lenin). Los motines en escala se sucedían en las unidades francesas e italianas, y las austríacas se habían desbandado. Por parte aliada, solamente combatieron unidos y disciplinadoshasta el final los ingleses, que habían instituido el servicio militar obligatorio ya en 1916, y los americanos, que intervinieron de forma activa en la guerra a partir de 1918. El Ejército alemán fue el único que permaneció fiel, casi en su totalidad, a una causa que se había convertido en absurda, tanto para el ciudadano alemán como para el resto de Europa.

Quiero publicar un libro Ver más libros