LA DUALIDAD DEL COSMOS

Comprar Libro en papel por 6,29€ Comprar eBook en PDF por 0€

Tengo más que claro que a Shödringer no le gustaban losgatos. O quizá sí y le quiso dar un protagonismo que por su carácter independientey de insumisión no hubiese tenido. De hecho Shödringer desconsideró la posibilidadde que según el momento de la observación no sólo el gato estuviese unas veces muertoy otras veces vivo sino que en ciertos casos lo que hubiese dentro de la caja fueraun perro, un pato o incluso alguna mutación o aberración de la naturaleza.

Quiero publicar un libro Ver más libros